March 2, 2012

Los Intentos de los Republicanos por Frenar la Cobertura para Anticonceptivos Falla, pero ahora Viene la Pregunta: ¿Qué si habrían 83 Senadoras?

Escrito por Christine C. Traducido del orginial en inglés March 1, 2012.

OBOS has received funding to make blog entries available in Spanish. We hope to expand outreach efforts in the coming year.

Con una votación muy cerrada, 51 a 48 votos, hoy el Senado frenó una medida que permite a los empleadores y compañías de seguro médico negar cobertura para anticonceptivos y otros servicios médicos por cualquier objeción religiosa o moral.

El voto fue una de las enmiendas propuestas por el senador Republicano Roy Blunt de Missouri, quien buscó agregar la cuña política más grande entre un individuo y su doctor.  La enmienda hubiera permitido que los empleadores y compañías de seguro nieguen cobertura de “puntos o servicios específicos” si la cobertura fuera “contraria a ciertas creencias religiosas y convicciones morales del patrocinador, emisor, u otra entidad que ofrece el plan.”  Así es como se pudo desarrollar la propuesta, y como ésta pudo haber afectado a la comunidad LGBT.

La enmienda se escribió en respuesta al debate sobre el plan del presidente de exigir cobertura, sin copago, por servicios médicos que el Instituto de Medicina categoriza como “preventivos”—incluyendo los anticonceptivos.

Los republicanos obstaculizaron el acuerdo que el Presidente Obama presentó el mes pasado en un esfuerzo por responder a las preocupaciones generadas por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.  Según ellos, las organizaciones sin fines de lucro afiliadas a la iglesia, como hospitales y universidades, no deberían ser obligadas a proveer cobertura de control de la natalidad a sus empleados—aunque esas organizaciones reciben fondos públicos y emplean personas de todas las religiones.  (Iglesias y otras organizaciones explícitamente religiosas ya son eximidas).  Al evadir el problema, las compañías de seguro proveerían directamente cobertura de anticonceptivos, lo cual por supuesto,  no gustó a los críticos.

De acuerdo a la encuesta de seguimiento hecha pública hoy por la Fundación de la Familia Kaiser, 6 de 10 americanos, incluyendo católicos, apoyan el requisito de que los planes de seguro médico provean servicios anticonceptivos gratuitos como beneficios preventivos para las mujeres.

El debate de hoy fue acalorado; muchos demócratas mostraban frustración, porque a su parecer, el país parece estar atascado en un debate de ya medio siglo sobre el control de la natalidad.  El Senador Bernie Sanders de Vermont resumió la cuestión muy bien:

“Este ataque es terriblemente injusto, y espero que los hombres se unan a las mujeres en la lucha para proteger este derecho básico.  Déjenme añadir mi fuerte opinión que si el Senado de los Estados Unidos tuviera 83 mujeres y 17 hombres en vez de 83 hombres y 17 mujeres, una propuesta de ley como ésta nunca hubiera llegado al piso.”

Además, algunos Republicanos parecían sorprendidos (¡sorprendidos!) al percatarse que la anticoncepción es considerada parte de los servicios de salud preventiva.  Para examinar en profundidad sobre este asunto, lea este artículo escrito por Adam Sonfield que fue publicado en la edición de primavera del 2010 en el Guttmacher Policy Review.  Incluimos aquí una sección del mismo:

[...] Healthy People (Gente Saludable) 2010, explica la importancia de la planificación familiar, como servicio preventivo, para controlar los costos sociales, económicos y médicos de los embarazos no planificados.  En este contexto, los costo médicos son más notables: “Medicamente, los embarazos no planeados son graves por cuanto se pierde la oportunidad de preparación para un embarazo óptimo; aumenta la posibilidad de enfermedades en el bebé y en la madre, y hay la posibilidad de aborto.  Es menos probable que la madre busque cuidado prenatal en el primer trimestre y es más probable que no busque cuidado prenatal en absoluto.  Es menos probable que ella amamante a su bebe y es más probable que ella exponga a su bebe a drogas peligrosas, como el tabaco o el alcohol.  El niño de este embarazo tiene mayor riesgo de un bajo peso neonatal, de morir en el primer año, de sufrir de abuso, y de no recibir suficientes recursos para un desarrollo saludable.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades mencionan razones parecidas en su trabajo para prevenir los embarazos no planeados y para designar a la planificación familiar como uno de los 10 mejores éxitos del siglo 20.  Y por supuesto, hay clara evidencia de que la anticoncepción es un cuidado preventivo efectivo.  Así por ejemplo, solo los servicios anticonceptivos y provisiones con fondos públicos ayudan a las mujeres de los Estados Unidos a evitar casi dos millones de embarazos no planeados por año.  Sin estos servicios (que se pueden recibir en centros de planificación familiar o de doctores que trabajan con pacientes que reciben ayuda pública “Medicaid”), el nivel de embarazos no planeados, abortos y partos no planeados en los Estados Unidos sería aproximadamente dos-tercios más alto en las mujeres en general, y casi el doble en las mujeres pobres.  La evidencia es igualmente clara a nivel internacional: en el 2008, el uso de anticonceptivos modernos ayudó a las mujeres a prevenir 188 millones de embarazos no planeados y, por eso, prevenir 1.2 millones de muertes de bebes recién nacidos, y salvó decenas de millones de años de vida productiva (artículo relacionado, página 12).

Por tanto, no es sorpresa que la panificación familiar es una de las cinco áreas de prioridad enumeradas bajo “servicios preventivos de salud” en el primer número de Healthy People (Gente Saludable) del 1979 y ha sido una de las áreas de enfoque en cada edición siguiente.

Este enlace dirige también a otro excelente artículo, “Planificación Familiar y Maternidad Segura: Dólares y Sentido,” que provee una visión general más global.  Para un resumen breve de los importantes beneficios globales, vea el testimonio de la Secretaria del Estado Hillary Clinton de esta semana sobre fondos de los EEUU para la panificación familiar internacional.

Estos son los aspectos sobresalientes del articulo de Clinton: “Los cálculos globales indican que al ayudar a las mujeres a separar sus partos y evitar embarazos no planeados, la  planificación familiar tiene el potencial de prevenir el 25% de muertes de madres y bebés en los países en vías de desarrollo.  La planificación familiar es la mejor manera que tenemos para prevenir embarazos no planeados y abortos.”

Para más información en español sobre el tema:


Leave a Reply

*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word